Todas las entradas de: GyG

Del desafío del contenedor a la tranquilidad del reciclaje

Era todo un desafío realizar un Centro Comercial con contenedores de mercancías. Y este reto se ha conseguido en Seúl, un espacio diseñado para el comercio al por menor. Los contenedores están expuestos buscando dos ambientes diferentes el Street Market y el Marker Hall.

Una llamada de atención a través de la fachada.
Una llamada de atención a través de la fachada.

Los contenedores del Street Market están dispuestos de modo sobresaliente, destacando los módulos individuales y consiguiendo un mayor impacto exterior para atraer la atención de los transeúntes.

Main Street, una especie de calle Serrano en versión in door!
Main Street, una especie de calle Serrano en versión in door!

Por su parte, el Market Hall está construido a base de grandes módulos de 12 metros que se utilizan como cabinas de compras independientes. El uso de módulos del mismo tamaño que el vestíbulo ha facilitado la creación de un área de terraza descubierta en la parte superior.

La terraza superior, un deleite fuera del riror del contenedor.
La terraza superior, un deleite fuera del riror del contenedor.

El trabajo entre especialistas de diferentes ámbitos ha hecho posible la fusión entre el diseño del espacio y el concepto de marca. Partiendo del lema Creative Connection, toda la estructura se ha proyectado como un gran espacio abierto permite la existencia de escenarios de uso multifuncional, facilitando la conexión de personas con personas, marcas con personas y marcas con marcas.

Ecología y practicidad se dan la mano.
Ecología y practicidad se dan la mano.

Estructuras móviles, eficientes y beneficiosas para el medio ambiente

La construcción modular prefabricada, comparada con los métodos habituales de construcción, cuenta también con algunos beneficios medioambientales: ahorra un 50% de tiempo, un 15% de costes y reduce las emisiones de CO2 en un 60%, además de permitir el reciclaje de los contenedores.

El interior como antítesis del exterior: un ambiente diferente en toda regla.
El interior como antítesis del exterior: un ambiente diferente en toda regla.

Este BrandContainer literal, no deja de ser un buen ejemplo de la importancia que tiene el espacio y su estructura para explicarnos un concepto y transmitir unos valoresdeterminados: uno de los objetivos claves en una estructura de BrandContainer.

Estamos seguros que en un futuro no muy lejano no tendremos que irnos hasta Corea del Sur para vivir en primera persona este concepto de arquitectura, venta, y sostenibilidad tan particular.

Mango, un BrandContainer para reposiconar la marca

Por fin Mango abre las puertas de su nuevo megastore en la madrileña calle Serrano. Toda una declaración de intenciones de la firma, una puesta en escena dinámica y vital de su cambio de estrategia. Mango ya no sólo hace ropa para hombre y mujer, hace ropa para niños, hace ropa deportiva , hace todo  aquello que tenga que hacer para satisfacer al cliente actual. Pone a su alcance un espacio de 2.000 m2 con una amplia oferta en ropa y en «estilo de vida».

Un espacio en el que el cliente se siente uno más, y partícipe de la moda.
Un espacio en el que el cliente se siente uno más, y partícipe de la moda.

Porque en este espacio convive la tecnología y la variedad pero siempre al servicio del cliente, con el eticket para facilitar el cambio de prenda, la posibilidad de participara en la música de ambiente de la mano de shazam o el uso del catálogo virtual para saber desde el probador las posibilidades de colores y tallas de una prenda seleccionada.

La tecnología al servicio del cliente.
La tecnología al servicio del cliente.

Un ejemplo más de como las marcas buscan a través del espacio nuevos canales para hablar con su público, para hacerle partícipe de su negocio a través del empowerment tecnológico, en definitiva para estar más cerca de él y para conocerlo mejor.  Todo lo que una estrategia de BrandContainer demanda en un espacio. Eso sí, un espacio de 2.000 m2 en el corazón de la milla de oro madrileña.

Un espacio para vivir la marca en profundidad, del suelo al cielo.
Un espacio para vivir la marca en profundidad, del suelo al cielo.

Una experiencia de marca a 2.000 metros de altura

Muchas veces pensamos que vivir una experiencia de marca exige estar en nuestra sede social, en la fábrica  o en el flag ship store de turno.

Pues Audi nos demuestra que no. Su posicionamiento de la gama quattro basada en las prestaciones con mal tiempo, ha buscado el escenario ideal para demostrarse como la gama idónea para conducir llueva, nieve o truene.

Al mal tiempo... Un Audi Quatro!
Al mal tiempo… Un Audi Quatro!

En la estación de ski de Baqueira Beret, Audi ha desarrollado su particular laboratorio de invierno y se ha posicionado como dueño y señor de la conducción en nieve. Con una campaña de exterior muy bien traída todos los titulares de la misma se vanaglorian de… Que al mal tiempo buena cara o un Audi en este caso. Desde Viella a la estación está campaña, con producto placement en Salardú, nos recuerda que la gama quattro y la conducción en nieve o mal tiempo es todo uno.

Vive la competición con Audi!
Vive la competición con Audi!

Al llegar a la estación y acceder a las pistas nos encontramos con una sorpresa, hay un pequeño stadium para celebrar (con su portón de salida y todo) un gigante y vivir de cerca la experiencia de la competición en ski. Una experiencia por la que la temporada pasada pasaron más de 50.000 personas con su correspondiente foto recuerdo.

Una experiencia de marca, una experiencia que deja huella Audi Quattro
Una experiencia de marca, una experiencia que deja huella Audi Quattro

Para los conductores más beligerantes, una prueba de conducción en hielo puede ser la guinda del pastel. Y vivirlo es tan fácil como acercarse al parking de Beret donde está el circuito de pruebas y se podrá vivir la experiencia de conducir un Audi en hielo y nieve.

En fin una forma inteligente de contactar con un público objetivo muy interesante para la marca, de una manera diferente y viviendo los valores de Audi Quattro en primera persona.

Un BrandContainer de altura!

BrandContainer de Ferrari, ¡Así ya se puede!

Una de las marcas más reconocidas del mundo, una marca que forma parte de la historia y de la vanguardia de la industria del automóvil en el mundo, una marca con la que todos hemos soñado compartir asiento: Ferrari.

2017-02-08-PHOTO-00000030

Así si se puede hacer un BrandContainer de éxito. Teniendo a tu disposición toda la gama de vehículos clásicos de la marca desde su origen hasta nuestros días, los últimos modelos de simulador para «vivir» la experiencia de conducir un fórmula 1, recrear los «pit stop» de un Gran Premio cambiando los neumáticos en el menor tiempo posible o respirando en el salón de la fama el aire de los grandes campeones de la marca que han ganado alguno de sus mundiales.

Experiencia de marca con el pit stop de un GP.
Experiencia de marca con el pit stop de un GP.

Realmente si tienes ese fondo de armario es fácil hacer un BrandContainer de éxito.

Pero, ¿y si no somos Ferrari?

Pues la respuesta es que con creatividad, ideas y carácter, se puede recrear una experiencia de marca o producto que impresione a sus clientes. Y si me apura más, que si no nos llamamos Ferrari. Porque la visita a nuestra fábrica o sede social tiene un umbral de expectativas menor y por tanto podemos tener mayor capacidad de sorpresa al no ser una marca tan conocida o expuesta a los medios.

Ánimo, una experiencia de marca no depende sólo de quién eres, si no de cómo quieres ser. Cada marca puede tener su «Manarello particular».

 

La importancia del Pantone, el color de la Marca.

Muchas veces nos preguntan si es tan importante respetar la imagen corporativa. Si el uso de tal o cual tipografía es crucial o si el tono del color (pantone) con el que hemos diseñado la imagen gráfica de nuestra marca se puede cambiar «un poquito».

Pues la respuesta es sí, sí es tan importante. Porque  respetar ese manual corporativo es la base para respetar la imagen de nuestra Marca. Y si la respetamos gráficamente, también respetaremos su parte «emocional» que no se ve pero que se siente y se cimenta con hechos y acciones.

La importancia del detalle.
La importancia del detalle.

La semana pasada el nuevo presidente de los EE.UU. juró su cargo y en ese acto su mujer le regaló a la exprimera dama, Michelle Obama, una caja  de la marcaTiffany’s. Un buen ejemplo de «product placement», sólo un toque de color y tu marca ya es reconocida. El BrandContainer es una buena oportunidad para ayudar a conocer una marca por fuera y por dentro, y si está bien realizado la imagen de esa marca calará en su público de tal forma que con sólo intuir su presencia la haremos nuestra.

Un color, una marca.
Un color, una marca.

Pero no es tarea fácil, hay que predicar con el ejemplo, hay que ser honestos y perseverar, porque el público estará con nosotros en la medida en que no le fallemos y seamos coherentes en cada una de las acciones/imágenes que realicemos.

 

¿Cómo convertir un camión en el Halcón Milenario?

La respuesta es más fácil de lo que te crees. Basta con tener un buen concepto que ejecutar, buenas dosis de creatividad y… que te guste la ciencia ficción.

Bienvenido a descubrir la galaxia del reciclaje.
Prepárate para descubrir la galaxia del reciclaje.

Lo que está claro es que si vas a ver una exposición/aula y al entrar en el camión en que se supone está la misma… zasss!!! entras en la famosa nave estelar habrás captado la atención de tu público en un abrir y cerrar de ojos.    Y lo que es más importante le sorprenderás con una experiencia que querrá compartir con todo su entorno.

Interactuar con el entorno es clave para sorprendernos.
Interactuar con los diferentes utensilios es clave para sorprender.

Si además haces que este público interactúe con los diferentes útiles, diseñados específicamente para este viaje, habrás conseguido generar una imagen de marca memorable y lanzado un mensaje claro y notorio sobre lo que ésta puede hacer por él.

Una manera diferente de viajar por la galaxia.
Una manera diferente de viajar por la galaxia.

Este es un ejemplo más de como en una estrategia de BrandContainer, utilizando el espacio físico, la tecnología y un buen «storytelling» podemos craer una relación muy estrecha entre nuestra marca, sus objetivos y los de nuestro público, y conseguir que estén alineados en uno único.

Una experiencia de marca memorable.
Una experiencia de marca memorable.

Que mejor forma de explicar la importancia del reciclaje que transportándonos a una civilización que lo ha perdido todo, precisamente, por no hacerlo. Utilizando la tecnología para aprender lo importante que es nuestra actitud diaria y comprometida con el medio ambiente para poder seguir viviendo en nuestro planeta.

Cuenta 1,2, 3… del BrandContainer Santander

Es difícil cambiar, cambiar de la banca tradicional a la banca moderna, de la transferencia física en la cola de la sucursal, al manejo de tus claves on line desde casa, de las necesidades de un banco local a un banco global… Todas estas acciones y cambios se van convirtiendo en experiencias con la marca, experiencias que si son positivas sirven para reforzarla y fidelizarla. Y que si son negativas se van convirtiendo en un «murmullo» de queja que acaba destilando un buen clipping de publicidad negativa.

Un espacio sin barreras presidido por el color rojo.
Un espacio sin barreras presidido por el color rojo.

Parece que el Banco de Santander tiene claro que el punto de encuentro con sus clientes, la sucursal, es uno de los espacios clave para exponer y demostrar esos cambios. Una experiencia de marca con mayúsculas. Primero los colores y la imagen, luego el signage y finalmente el trato personal serán los pasos que como cliente vas asimilando de «esa nueva imagen» de tu banco.

captura-de-pantalla-2016-12-22-a-las-10-23-41

Haciendo una acción de BrandContainer conseguimos que los clientes vivan más allá de las cifras (más allá de la cuenta 1, 2, 3…) el auténtico valor de un banco, el valor de ayudarlos y hacerles el centro de su comunicación. Y de ver como esos proyectos de vida humanos, con nombres y apellidos, salen adelante gracias a un socio indispensable: tu banco.

La tecnología al servicio de las personas.
La tecnología al servicio de las personas.

En el Santander lo saben, por ese motivo las sucursales se van transformando en un BrandContainer del propio banco, un espacio de la marca para poner de manifiesto de una manera creativa y cercana todo que «podemos hacer por ti».

Parece que las deportivas y el BrandContainer están de moda

Nunca habíamos visto tanta unanimidad entre las grandes marcas de calzado deportivo, cada una con su BrandContainer particular. Todo tiene bastante lógica si observamos el desarrollo sin precedentes de los espacios efímeros o pop up en estos tiempos, de los cuales el BC es el buque insignia.

No hay mejor forma de vender la marca que desde la propia imagen de la marca. Y no hay imagen de marca más identificada y personalizada que la de sus cajas de zapatillas: tres rayas, la silueta de un puma o el símbolo de la diosa alada.

La leyenda del tenis en verde.
La leyenda del tenis en verde.

Parece que las diferentes marcas lo han visto claro y han optado por hacer un BrandContainer literal de sus zapatillas en el que vivir esa experiencia de marca. Para Adidas la clásica caja azul con sus cordones blancos por fuera, con un espacio monográfico sobre dicha zapatilla. Que debe haber tenido éxito ya que también se ha adaptado al modelo blanco y verde del astro de tenis Stand Smith.

Un espacio multidisciplinar para vender la marca.
Un espacio multidisciplinar para vender la marca.

Para Puma, un paso más allá convirtiendo el espacio de venta en una atmósfera «cool» donde vivir e interactuar con la marca. Y para Nike, un espacio más tecnológico, con buenas dosis de iluminación y una demostración literal de su compromiso con los materiales reciclados y la sostenibilidad.

Y se hizo la luz!
Y se hizo la luz!

Parece que la última en subirse al carro ha sido New Balance, un BrandContainer no tan literal y más fino, acorde con su uso como prenda deportiva de ciudad y generadora de tendencias.

concepts-x-new-balance-made-in-usa-997-luxury-goods-pop-up-store-11

Una vez más vemos como lo simple funciona y como el BC es una forma dinámica y potente para adentrarnos (literalmente) en el mundo de la marca.

Una marca debe estar donde están sus clientes

Una de las señas de identidad de una estrategia de BrandContainer es acercar los valores de la marca a sus clientes. La famosa y glamurosa marca de coches Bentley parece que lo tiene claro y ha desarrollado un espacio para la marca en el exclusivo club de fumadores Argo.

Un cenicero poco convencional para un público poco convencional.
Un cenicero poco convencional para un público poco convencional.

Allí, en la cuarta planta del edificio que da a una terraza sobre la madrileña Plaza de Santa Ana , está el bar Bentley donde sus socios podrán degustar sus cócteles favoritos o fumar sus exclusivos cigarros, rodeados de ese toque de distinción que aporta la marca. El sutil cuero de sus tapicerías se emplea para las butacas de este espacio, las mesas están montadas sobre un neumático completo con la llanta y el neumático, los ceniceros son pistones de sus motores, en el tiro de la chimenea descansa la famosa parrilla del frontal de sus coches, los pósters reflejan el sabor de una época en que conducir un coche, y sobretodo, si era un Bentley era sentirse fiel al ideal epicúreo.

El reflejo de la luz en "tu piel".
El reflejo de la luz en «tu piel».

Una forma inteligente de mantener viva la marca, de interactuar con su  público y de ofrecer la fragancia que destila este vehículo, de lo que significa conducir al estilo Bentley.

Valores como exclusividad, sofisticación, tradición y potencia se entremezclan en este espacio singular, donde te sientes como en casa, bien cuidado, seguro y confortable sobre el cuero de una tapicería que no pasa desapercibida para el tacto del que se sienta en ella, y una imagen de marca que genera empatía por todos sus poros.

Un espacio para hacer tuya la marca.
Un espacio para hacer tuya la marca.

Una marca debe estar donde están sus clientes y Bentley lo sabe, y BrandContainer también.

Tesla cortocircuita la venta de coches tal y como la hemos conocido hasta hoy.

Esta claro que el mundo de marketing está en permanente evolución, uno de sus últimos exponentes son los coches Tesla. Nunca hasta ahora se había diseñado un coche de esta manera, pensando en las necesidades e inquietudes de las personas antes de crear el producto. Tesla es el primer coche con un nivel de personalización y actualización «casi absoluto».

Un recorrido en "U" nos irá desvelando los secretos de la marca y de tu coche.
Un recorrido en «U» nos irá desvelando los secretos de la marca y de tu coche.

Esta estrategia de venta centrada en el cliente a puesto patas arriba el sector, un vehículo en el que su comprador selecciona en su perfil de usuario el compromiso entre autonomía y rendimiento, el porcentaje de control de tracción que desea utilizar, la temperatura interior, dureza del volante… y crea un prototipo exclusivo para él gracias a una digitalización casi completa de su experiencia de conducción.

Diferentes puntos de encuentro entre las "tripas del vehículo" y nuestras inquietudes.
Diferentes puntos de encuentro entre las «tripas del vehículo» y nuestras inquietudes.

O como dicen sus inventores un coche que nos ayudará a conducir hasta un menor impacto ecológico gracias al ahorro de CO2 que su energía genera y a la contribución que sus compradores van a realizar en ese sentido de» lucha contra el cambio climático».

Lógicamente un coche así no se podía vender como un coche más, y Tesla ha diseñado una experiencia de marca única para sus compradores, creando un «BrandContainer» de la marca que ya te deja convencido antes de sentarte en el coche.

Conoce tu coche y conócete a ti mismo.
Conoce tu coche y conócete a ti mismo.

En los concesionarios de Tesla, ubicados en pleno centro de la ciudad y gracias a sus numerosas aplicaciones e interacciones con la marca iremos diseñando nuestro coche, se irán desvelando los secretos de la fabricación de este vehículo que nos cautivará y, lo más importante, diseñaremos un coche único que nadie más tendrá porque estará realizado a nuestra imagen y semejanza. Y si en algún punto del proceso nos hemos equivocado, tranquilidad, gracias a sus innumerables actualizaciones podremos modificar aquellos aspectos con los que no nos encontremos del todo  a gusto.

Esta filosofía de centrarse en el cliente ha permitido a su Director Ejecutivo Elon Musk vender 11.900 coches de su modelo Tesla Model S en el primer semestre del 2015 en EE.UU. ,el doble que su competidor más directo. Porque realmente no hay mejor vendedor que el que quiere comprar.

La ilusión por disponer de este coche ha hecho que mucha gente quiera estar el primero de la cola en el proceso de compra.
La ilusión por disponer de este coche ha hecho que mucha gente quiera estar el primero de la cola en el proceso de compra.

Desde que entramos en este espacio (con Wifi, cafetería y atención al cliente amigable), realizamos un recorrido  en el que vamos adquiriendo información sobre el vehículo hasta nuestro destino final sentarnos en el coche y escuchar el consejo amigo de ese vendedor que ya ha traspasado la frontera de dependiente para erigirse como un cómplice de nuestra compra. Un ejemplo de como un espacio de trabajo que todas las marcas desarrollan de una forma más o menos parecida, es absolutamente distinto en Tesla, como también lo son sus coches. Un ejemplo de coherencia y de experiencia de marca, un gran ejemplo de BrandContainer.

Al final de la experiencia ya puedes "vivir" tu coche.
Al final de la experiencia ya puedes «vivir» tu coche.