El distanciamiento social o la cercanía virtual, tú escoges

La actual coyuntura del COVID 19 nos obliga a mantener un distanciamiento social que no sabemos cuanto durará. Lo que sí sabemos es que las diferentes herramientas que nos están ayudando a comunicarnos de forma virtual en este confinamiento han llegado para quedarse.

Dentro de este mundo virtual me gustaría poner en valor iniciativas como BrandContainer® que lleva años transmitiendo la importancia de generar contenidos propios para acercarlos al cliente interno, a la audiencia en general y al consumidor en particular. Y hacerlo todo apoyado en la tecnología y en la capacidad de los promusers de ayudar a divulgar ese mensaje, esos valores de la marca.

Prosumer, todos nosotros por definición en la comunicación digital.

En momentos como el actual es importante transmitir a los trabajadores la necesidad de seguir los protocolos sanitarios o ser especialmente cuidadosos con la transparencia en la comunicación para que todos sepamos cómo se tiene que reaccionar. Además de los clásicos newsletters, podemos implementar  touch points de contacto personalizados que de una forma inmersiva nos sorprendan con su información y que, por tanto,  nos gustará replicar a nuestro círculo de contacto más cercano, stakeholders, compañeros o familia.

Una experiencia de cliente para revitalizar la marca y hacerla viral.

Parece que de momento las visitas a las bodegas, factorías, etc; van a estar muy limitadas, por consiguiente se abren grandes oportunidades tecnológicas para acercar los valores de la marca a esos líderes de opinión o consumidores que por ahora no podrán visitar físicamente esos lugares.  El poder conocer a través de una etiqueta o un código QR qué inspiro a esa bodega a poner tal o cual nombre, cómo está siendo la cosecha o un nuevo lanzamiento, son oportunidades para exhibir nuestra creatividad y hacer marca.

Una etiqueta puede decir mucho de ti

En definitiva, en la nueva realidad que nos toca vivir, con unos valores de marca y objetivos de comunicación claros, podemos desarrollar unos contenidos poderosos que se puedan transmitir de manera sorprendente y novedosa para convertir a los prosumers en «embajadores de nuestra marca».