Un container para Chanel con todo el branding

En pleno Barrio de Salamanca de Madrid, en el Flagship Store de Chanel nos encontramos con el frontal de un contenedor que atesora en su interior los últimos diseños de la marca. No deja de ser chocante el contraste entre el óxido del contenedor con sus toscos herrajes de acero y  los finísimos acabados de sus bolsos protegidos en su interior. Un contraste que la marca busca para rejuvenecerse y para mantenerse inalterable al paso del tiempo como siempre defendió  su fundadora Coco Chanel.

“El acto más valiente que una puede hacer es pensar por sí misma en voz alta”

Uno de los grandes retos de las marcas entradas en años es seguir seduciendo a la clientela más joven. No es extraño ver como marcas “clásicas” se lanzan con las promociones más vanguardistas para enseñar sus diseños al público más bisoño y juvenil. En el aeropuerto de Estambul, entre Oriente y Occidente, nos encontramos con un espacio efímero que nos presenta la marca como si  de una nave interestelar se tratase, un espacio para investigar y descubrir Chanel desde dentro. Cada encuentro con el cliente se convierte en una oportunidad de sorprender y potenciar su atención.

Chanel Nº5, una experiencia de marca en el interior de un envase.

Los espacios de contacto con el cliente, la sede social, las tiendas, los espacios efímeros… son sólidas propuestas de comunicación para no perder el tren de los nuevos tiempos. Una estrategia de BrandContainer es la llave que nos permite dirigir el rumbo que queremos que nuestra marca tome, y por supuesto, con los pequeños cambios de dirección que los comentarios y aportaciones de nuestros clientes nos aportan.

Un contenedor convertido en un BrandContainer.