Una marca debe estar donde están sus clientes

Una de las señas de identidad de una estrategia de BrandContainer es acercar los valores de la marca a sus clientes. La famosa y glamurosa marca de coches Bentley parece que lo tiene claro y ha desarrollado un espacio para la marca en el exclusivo club de fumadores Argo.

Un cenicero poco convencional para un público poco convencional.
Un cenicero poco convencional para un público poco convencional.

Allí, en la cuarta planta del edificio que da a una terraza sobre la madrileña Plaza de Santa Ana , está el bar Bentley donde sus socios podrán degustar sus cócteles favoritos o fumar sus exclusivos cigarros, rodeados de ese toque de distinción que aporta la marca. El sutil cuero de sus tapicerías se emplea para las butacas de este espacio, las mesas están montadas sobre un neumático completo con la llanta y el neumático, los ceniceros son pistones de sus motores, en el tiro de la chimenea descansa la famosa parrilla del frontal de sus coches, los pósters reflejan el sabor de una época en que conducir un coche, y sobretodo, si era un Bentley era sentirse fiel al ideal epicúreo.

El reflejo de la luz en "tu piel".
El reflejo de la luz en «tu piel».

Una forma inteligente de mantener viva la marca, de interactuar con su  público y de ofrecer la fragancia que destila este vehículo, de lo que significa conducir al estilo Bentley.

Valores como exclusividad, sofisticación, tradición y potencia se entremezclan en este espacio singular, donde te sientes como en casa, bien cuidado, seguro y confortable sobre el cuero de una tapicería que no pasa desapercibida para el tacto del que se sienta en ella, y una imagen de marca que genera empatía por todos sus poros.

Un espacio para hacer tuya la marca.
Un espacio para hacer tuya la marca.

Una marca debe estar donde están sus clientes y Bentley lo sabe, y BrandContainer también.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.