Tesla cortocircuita la venta de coches tal y como la hemos conocido hasta hoy.

Esta claro que el mundo de marketing está en permanente evolución, uno de sus últimos exponentes son los coches Tesla. Nunca hasta ahora se había diseñado un coche de esta manera, pensando en las necesidades e inquietudes de las personas antes de crear el producto. Tesla es el primer coche con un nivel de personalización y actualización «casi absoluto».

Un recorrido en "U" nos irá desvelando los secretos de la marca y de tu coche.
Un recorrido en «U» nos irá desvelando los secretos de la marca y de tu coche.

Esta estrategia de venta centrada en el cliente a puesto patas arriba el sector, un vehículo en el que su comprador selecciona en su perfil de usuario el compromiso entre autonomía y rendimiento, el porcentaje de control de tracción que desea utilizar, la temperatura interior, dureza del volante… y crea un prototipo exclusivo para él gracias a una digitalización casi completa de su experiencia de conducción.

Diferentes puntos de encuentro entre las "tripas del vehículo" y nuestras inquietudes.
Diferentes puntos de encuentro entre las «tripas del vehículo» y nuestras inquietudes.

O como dicen sus inventores un coche que nos ayudará a conducir hasta un menor impacto ecológico gracias al ahorro de CO2 que su energía genera y a la contribución que sus compradores van a realizar en ese sentido de» lucha contra el cambio climático».

Lógicamente un coche así no se podía vender como un coche más, y Tesla ha diseñado una experiencia de marca única para sus compradores, creando un «BrandContainer» de la marca que ya te deja convencido antes de sentarte en el coche.

Conoce tu coche y conócete a ti mismo.
Conoce tu coche y conócete a ti mismo.

En los concesionarios de Tesla, ubicados en pleno centro de la ciudad y gracias a sus numerosas aplicaciones e interacciones con la marca iremos diseñando nuestro coche, se irán desvelando los secretos de la fabricación de este vehículo que nos cautivará y, lo más importante, diseñaremos un coche único que nadie más tendrá porque estará realizado a nuestra imagen y semejanza. Y si en algún punto del proceso nos hemos equivocado, tranquilidad, gracias a sus innumerables actualizaciones podremos modificar aquellos aspectos con los que no nos encontremos del todo  a gusto.

Esta filosofía de centrarse en el cliente ha permitido a su Director Ejecutivo Elon Musk vender 11.900 coches de su modelo Tesla Model S en el primer semestre del 2015 en EE.UU. ,el doble que su competidor más directo. Porque realmente no hay mejor vendedor que el que quiere comprar.

La ilusión por disponer de este coche ha hecho que mucha gente quiera estar el primero de la cola en el proceso de compra.
La ilusión por disponer de este coche ha hecho que mucha gente quiera estar el primero de la cola en el proceso de compra.

Desde que entramos en este espacio (con Wifi, cafetería y atención al cliente amigable), realizamos un recorrido  en el que vamos adquiriendo información sobre el vehículo hasta nuestro destino final sentarnos en el coche y escuchar el consejo amigo de ese vendedor que ya ha traspasado la frontera de dependiente para erigirse como un cómplice de nuestra compra. Un ejemplo de como un espacio de trabajo que todas las marcas desarrollan de una forma más o menos parecida, es absolutamente distinto en Tesla, como también lo son sus coches. Un ejemplo de coherencia y de experiencia de marca, un gran ejemplo de BrandContainer.

Al final de la experiencia ya puedes "vivir" tu coche.
Al final de la experiencia ya puedes «vivir» tu coche.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.