El sumum para cualquier adicto al chocolate

El Museo Valrhona en Tain-l’Hermitage (Francia), uno de los templos para los amantes del chocolate.

No hay nada como una tableta para describir lo que estás viendo.
No hay nada como una tableta de chocolate para describir lo que estás viendo.

Un espacio que ha sabido aunar el componente de modernidad y tendencia del chocolate con sus orígenes ancestrales del otro lado del Atlántico. Un buen ejemplo de como a través de una estrategia de BrandContainer podemos pasar del Xocoalt al Chocolate sin movernos del sitio y viviendo un mundo lleno de sensaciones. En definitiva un espacio que  plasma toda la magia y popularidad de este producto y nos lo hace sentir nuestro y cercano.

Escucha el susrro del cacao que se convertirá en grito al hacerse chocolate.
Escucha el susurro del cacao que se convertirá en grito al hacerse chocolate.

Una maraca de cacao será nuestro narrador del viaje por el mundo del cacao, desde que Cristobal Colón lo «descubrió» en su cuarto viaje con el seudónimo de la «almedra pecuniaria».

Criollo, Trinitario y Forastero los tres tipos de cacao.
Criollo, Trinitario y Forastero los tres tipos de cacao.

En la Ciudad del cacao de Valrhona podremos diferenciar los tres tipos de cacao, ver una plantación virtual y sentir la fragancia de los árboles que están a su alrededor y, todo ello, gracias a la tecnología y creatividad de un estrategia de BrandContainer.

Un espacio para sentirte como en una plantación.
Un espacio para sentirte como en una plantación.

Para finalizar y personalizar tu experiencia en chocolate podrás llevarte un recuerdo a casa de «tus vivencias con los chocolates Valrhona».

Tu huella para la posteridad... en chocolate!
Tu huella para la posteridad… en chocolate!

En fin, el a,b,c de una estrategia de BrandContainer, un producto mágico, creatividad, tecnología, arquitectura y pasión por hacer vivir a las personas toda la pasión de tu marca.