Las marcas sostenibles crecen nueve veces más que las convencionales

En el año 2013, según un informe elaborado por ICAI-Icade y Nielsen,  las ventas del sector de gran consumo cayeron un 0,80%, mientras que el segmento de productos con algún tipo de sello sostenible creció un 7%.

Según los autores del citado informe una marca pasa por ser sostenible si cuenta con estos tres requisitos: un atributo social o medioambiental, una certificación externa y que esa distinción se comunique en el envase.

Nosotros añadiríamos un plus más, que se comunique mediante un BC.

¿Por qué?

Sencillamente porque ahí es donde la marca y sus atributos cogen toda su fuerza. Con los profesionales que la crean y elaboran, en los espacios de trabajo donde la marca dialoga con las personas: empleados, proveedores, clientes, accionistas… que a la postre serán sus auténticos embajadores.

Veamos el video adjunto donde se explica todo el proceso de fabricación de las camisetas recicladas de residuos PET de Nike.

¿Cuál sería el lugar ideal para expresar toda la inquietud de la marca por ser sostenible?

¿Dónde se puede crear un espíritu de colaboración y satisfacción ?

Pues allí donde la Marca se relaciona con las personas, en la sede social, la fábrica, las tiendas, los espacios efímeros… mediante una estrategia de BrandContainer, donde podremos comunicar en profundidad las inquietudes de la marca y de las personas que trabajan con ella.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.