Presumers: dime de qué presumes y te diré… lo que compras

Cada vez hay más consumidores que se involucran en el diseño y producción de un determinado bien o servicio. Gracias a las plataformas de crowdsourcing y a las nuevas tecnologías de fabricación, la capacidad del cliente para interactuar con sus marcas favoritas se ha disparado, y esto es sólo  el principio, piden participar en la creación de «su» producto.

Esto que parece irrelevante o minoritario se convertirá en el motor del consumo de la próxima década, y aquellas empresas que apuesten por una marca sensible a las inquietudes de sus clientes, serán las que dominen el horizonte de las ventas.

Un sencillísimo ejemplo, la campaña nominal de Coca Cola, el brand container de la marca, una lata, se convierte en el BrandContainer del consumidor, su nombre. ¿Que relación puede ser más estrecha entre una marca y una persona que la de convertirse en tocayos?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.